miércoles, 26 de febrero de 2014

Un poema dadá



En el borde de tus ojos nitrógeno
vacías están de tristeza ansiedad
los días más allá lejano no hay 
ni duda ni metáfora quien quiera responder 
que busque siempre silencio están los caballos 
estrellados mirando hacia el mar 
te busca mi mano estás conmigo puedo ver
palabras que duelen más no digas dónde vas 
ni tiempo inhóspito ni estás sólo frío dolor 
angustia de otros días y yo sintiendo tanta ausencia 
de ti en el borde de tus ojos líquidos 
vacías están de tristeza ansiedad 
las noches son tan largas
te vas se rompen mis pupilas como dos cristales 
que miran lejos el mar
azul sincero y cierto y muerto nada más.

                                 (Nacho Bravo)

2 comentarios:

  1. Pedazo de poema! Eres el mejor

    ResponderEliminar
  2. jajajaja...aún nos queda..!!!
    un abrazo Diego.

    ResponderEliminar